EL EJE CENTRAL es un lugar interior de conciencia física, emocional, y mental dónde, a pesar de que tal vez no he estado antes, (y para ser cauto voy a decir que no he estado antes conscientemente), es RECONOCIDO, es decir, identificado como un lugar profundamente mío.

En los ultimos tiempos se ha desarrollado una forma de entender al ser humano, su psicología, sus tratornos psicológicos y somáticos, su evolución y crecimiento personal, desde un planteamiento que busca contemplar cada vez más aspectos... Dentro de esta inquietud y entendimiento se desarrolla la Terapia del Eje Central, que integra el cuerpo y la conciencia como objetivos de la terapia, y que desarrolla un marco de técnicas que favorezcan el contacto con el Centro, ese Eje Central que cada una de la personas tenemos.

 

El Eje Central y el cuerpo: 

A nivel físico, el  EC,  se podría explicar como la alineación de las vértebras de la columna,  que genera una postura libre, cómoda, relajada y descansada en dónde es posible reconocer tanto la tensión  como la distensión física profunda.

El Eje Central y las emociones: 

A nivel emocional, el EC podría ser definido como un lugar seguro dónde se pueden vivir las emociones, incluso aquellas que normalmente son rechazadas: los miedos, las rabias, las penas, las angustias y, a la vez que se aceptan y se sienten o viceversa, pueden ser también observadas.

El Eje Central y la mente: 

A nivel mental, el EC podría definirlo como un lugar de silencio interior que permite, más allá de círculos obsesivos, enfocar la solución y no el problema.  

El Eje Central y la conciencia:  
A nivel de conciencia el  EC sería  un lugar sereno, pacífico que me permite vivirme en el aquí-ahora, que me permite darme cuenta, sentirme vivo, pertenecer a la vida siendo consciente.

 

 

 

Tagged Under